Doce razones históricas para votar por Chávez

1. Tras más de 20 años de desplome sistemático y en picada de nuestro crecimiento económico derivado de la política entreguista y antipatriota cuarto-republicana, Chávez ordena los menguados recursos que recibe, capea la crisis fiscal durante los primeros años de gobierno y relanza la economía venezolana tras un reflotamiento urgente de la OPEP y una enérgica política de recaudación, particularmente proveniente de las grandes empresas.

  1. 2. Tras tres décadas dedesmantelamiento del Estado ―y privatización y encarecimiento galopante de los servicios públicos― Chávez impone una resuelta política de recuperación de la soberanía. Desprivatiza las industrias del petróleo, el gas, el hierro, el oro. Y re-toma control sobre servicios estratégicos tales como las telecomunicaciones, la electricidad, la banca y las redes de producción, distribución y expendio de alimentos a precios populares.
  1. Tras 35 años depersecución sistemática y a muerte de los adversarios políticos ―que resultó en decenas de miles de perseguidos, miles de muertos y una población alérgica a la política― Chávez promueve una apertura política hacia los partidos y movimientos políticos, e integra incluso a su gabinete a dirigentes de casi todas tendencias. Llama a una constituyente y delinea un nuevo horizonte de oportunidades para la participación, el protagonismo y la maduración socio-política y cultural del país.
  1. Tras 50 años dándole la espalda a la épica Revolución Cubana, incluso durante los dramáticos años del Período Especial, Chávez llama a forjar un nuevo continente Nuestro-Americano y solidario que resulta en un conjunto de acuerdos sociales de mutuo beneficio, incluyendo las Misiones Barrio Adentro (salud), Robinson (alfabetización), Sucre (Educación Superior) y la preparación y entrenamiento de miles atletas de alto rendimiento.
  1. Tras casi 100 años de entrega malinche de nuestra industria petrolera a los factores del poder imperial estadounidense que resultó en la creación de un Estado al margen del Estado y que nuestra industria beneficiara sólo a sus verdaderos patrones (los Estados Unidos), Chávez rompe orienta la riqueza petrolífera hacia los venezolanos, y particularmente hacia los más avasallados.
  1. Tras 500 años de apartheid de facto de nuestros Pueblos Indígenas Originarios que se tradujo en prácticas de catequesis forzosa, experimentación con humanos y políticas de explotación y eliminación selectiva, Chávez promueve la incorporación activa de los Pueblos Indígenas a la praxis legislativa (Asamblea Nacional y Parlamento Indígena), al Ejecutivo Nacional (Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas), a los programas sociales y a la nueva arquitectura mediática (radios, periódicos y páginas web indígenas).
  2. Tras 150 años de intento de separar el destino de los soldados venezolanos del destino del pueblo llano que incluyó el adiestramiento mercenario de las FAN en la Escuela de las Américas― Chávez retoma la fusión entre el mundo civil y el militar que encarnó como ninguno nuestro padre de la patria Simón Bolívar. Y orienta de nuevo al ejército hacia una Milicia Bolivariana al servicio de la Patria Grande; y no como la Guardia Pretoriana de los intereses de una potencia foránea y una lumpen-burguesía a su servicio.
  1. Tras una peripecia republicana durante la cual nuestra cultura fue transformada en pasarela de mises, nido de ricachones y factoría de perfumados pseudo-intelectuales, casi todos al servicio de la industria de tele-basura comercial, Chávez llama a re-fundar el concepto y la praxis misma de cultura, comenzando por una que recobre nuestra identidad, valores y prácticas indo-afro-americanos, que refigure y aclimate nuestro pasado y presente de indo-socialismo y que reverdezca nuestros valores radicales democráticos y bolivarianos.
  1. Tras toda una vida republicana de Política Exterior y de Pueblos de espaldas a nuestra región latinoamericano-caribeña, en traición flagrante al alto destino común que nos legó nuestro Libertador Simón Bolívar ―lo cual facilitó nuestra constitución de facto como los “Estados Desunidos de América”, Chávez retoma y recupera nuestro alto destino de mancomunidad Sub-regional. Las fisionomías de la Alba, Telesur, PetroSur, Petro-América, Banco del Sur, Unasur y lo que es hoy Mercosur son inimaginables sin el carácter visionario y el arresto del líder regional Hugo Chávez.
  1. Salvo Bolívar, nunca líder venezolano fue tan pertinazmente fustigado por el Imperio y por el sistema capitalista mundial como lo ha sido el comandante de nuestra zarandeada Revolución Bolivariana, Hugo Chávez. Salvo Simón Bolívar, Cipriano Castro y Delgado Chalbaud, todos los mandatarios venezolanos han muerto tranquilamente, en su cama y rodeados de mimos y de lujos. Aunque poco se ha mencionado, los delicados problemas de salud de Hugo Chávez tienen una relación directa y causal con la brutal política de amenazas, intentos de magnicidio y desestabilización permanente embestida por el Imperio contra su persona, nuestro gobierno y nuestro pueblo. Tal arresto patriota merece el más alto respeto y reconocimiento. Que el compatriota Hugo Chávez no pide, ni alardea, pero que resulta indigno y mezquino negar que se ha ganado al más alto precio. En lugar de reconocer este valor en el adversario político Hugo Chávez, la derecha en Venezuela ―que no venezolana― se aprovecha y busca sacar ventaja carroñera de su quebrantamiento de salud.
  1. Decir que a 14 años de gobierno de Hugo Chávez están ya resueltos los ingentes problemas estructurales de Venezuela es visiblemente inexacto. Pero Venezuela y buena parte de Nuestra-América respiran hoy ―en buena parte gracias al empeño de Hugo Chávez y de todos los patriotas que críticamente lo hemos de un modo u otro acompañado, acompañamos y acompañaremos sin condicionar un cargo burocrático para ello― una dirección trascendental de recuperación de nuestra soberanía y una incipiente prosperidad que contrasta con el precipicio neo-liberal hacia el que sus elites y gobernantes han conducido deliberadamente a Europa, Estados Unidos y buena parte del mundo encadenado al rapaz sistema capitalista mundial.
  1. Votar por la derecha en Venezuela es votar no sólo por un peligrosísimo retroceso de la historia. Es elegir que se persigan, hostiguen y criminalicen de nuevo las luchas y los luchadores progresistas, nacionalistas, anti-capitalistas, anti-imperialistas y neo-socialistas de Venezuela, América Latina y el mundo. Votar por Chávez, en cambio, es votar por la perspectiva de hechura de otra historia, otra política, otra ciudadanía, otro Estado, otro modelo ecológico. Y otra nueva oportunidad para luchar juntos por construir un mundo más radicalmente democrático y humano, creativo y rebelde. Un Nuevo Mundo desde el invariablemente tenso y chisporroteante abajo social. Ganar las elecciones no será el fin en sí sino apenas el principio. Será el umbral de una nueva y muy compleja coyuntura histórica. Una nueva coyuntura en la que una nueva unidad entre proletarios, trabajadores informales, empresarios e intelectuales será cada vez más precisa. Unidad resultante de una valiente apertura hacia todos  los segregados políticos y excluidos sociales, económicos y culturales que quieran aportar. Unidad acerada en la clausura de añejas ojerizas y absurdas peleas intestinas. Ganar las elecciones será apenas el primer bastión de una larga, férrea y complejísima lucha a muerte ―pero amorosa― contra los oxidados oligarcas, derechistas, sectarios, arribistas, reformistas, lumpen-proletarios y lumpen-burgueses de los más diversos pelajes y raleas de Venezuela y el mundo. Como decía Stendhal: El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.

 

Luis Delgado Arria: delgadoluiss@gmail.com

Categoría: El Foro del Mes

RSSComentarios (0)

Trackback URL

Deja un comentario