Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/liderazg/public_html/nuevo/wp-content/themes/wp-clear_basic/banner468.php on line 1

RSSAuthor Archive for Naibet Soto

Incidencia social y presión política: estrategias y herramientas

La incidencia social y política es una de las vías a través de la cual diferentes sectores de la sociedad civil pueden influir en las políticas públicas, participando de forma democrática en la toma de decisiones sobre asuntos que afectan a su vida. Las ONG de desarrollo, medio ambiente, derechos humanos han desarrollado estrategias de influencia sobre sus gobiernos para lograr que se aumente la ayuda al desarrollo, un mayor compromiso con los derechos humanos, o la protección y defensa de los bienes comunes globales.

De esta forma, la presión se une a la fiscalización de sectores de la sociedad sobre las políticas del Estado. La incidencia social y política es, por tanto, un ejercicio de democracia y derecho por parte de la ciudadanía frente a las decisiones del gobierno y sus administraciones. 

Juego de herramientas para elaborar buenas exposiciones

Piense en las mejores situaciones de aprendizaje en un congreso o taller… Probablemente no fueron cuando usted escuchó cifras o datos detallados o una triste historia sin ideas de soluciones, ni cuando usted se enteró de un descubrimiento importante. Todo ello podría haberlo aprendido al leer.

Aprendemos mejor cuando se nos inspira, o cuando se nos desafía a buscar soluciones. En el caso de proyectos de investigación, aprendemos mejor cuando una exposición va seguida de un debate sobre las deducciones más amplias de los hallazgos de la investigación, o los próximos pasos. 

Libro de consulta sobre incidencia política

WaterAid fue fundada en 1981 por hombres y mujeres del sector de agua del Reino Unido con la pasión y el compromiso de mejorar la salud pública. En muchos sentidos, este sector es el gran heredero de los proyectos de ingeniería en salud pública del siglo XIX, que cambiaron la vida de la población del Reino Unido.

Hoy, más de 1,100 millones de personas alrededor del mundo carecen de acceso a servicios de agua potable y más de 2.6 millones no tienen acceso a saneamiento seguro. La visión de esta ONG es la de un mundo en donde todos y todas cuenten con acceso a servicios de agua potable y saneamiento. Para lograr este objetivo, es necesario combatir las causas que impiden a una tercera parte del mundo gozar de estos derechos fundamentales.

Al igual que un creciente número de ONG para el desarrollo, esta organización ha asumido el compromiso de llevar a cabo actividades de incidencia política a fin de maximizar el impacto de las intervenciones de su programa y satisfacer las necesidades globales de agua, saneamiento e higiene. El Libro de consulta sobre incidencia política no es solo un recurso para esta organización, sino para toda persona o institución que desee comprender, planificar y llevar a cabo actividades de incidencia política de manera sistemática y efectiva.

Esta edición actualizada del Libro de consulta sobre incidencia política seguro les proporcionará ideas, métodos y herramientas para organizar y participar en campañas locales o movimientos que tengan un impacto en decisiones tales como quién puede abrir un grifo o ir al baño con comodidad y dignidad.

___________________________________________________________

Palabras de Stephen Turner, Director de Políticas Públicas y Educación de WaterAid.

Manual para la formulación de estrategias y políticas

 Este manual forma parte de una colección de cuatro documentos metodológicos sobre los siguientes temas:
• Información, educación y comunicación culturalmente adecuadas
• Un enfoque cultural de la formulación de estrategias y políticas
• Preparación y ejecución de proyectos que tengan en cuenta las especificidades culturales
• Trabajo sobre el terreno: suscitar una respuesta local.

Cada manual en particular trata dos temas principales:
• Una explicación general del enfoque cultural del VIH/SIDA en relación con el riesgo propiamente
dicho, las situaciones de vulnerabilidad y la prevención, el apoyo y la atenuación de los efectos correspondientes.
• Unas secciones especiales se centran en los distintos niveles de la intervención que han de tener en
cuenta: estrategias/políticas, elaboración de proyectos y trabajo sobre el terreno. Su finalidad es
evaluar la situación actual y proponer métodos e instrumentos innovadores. 

La negociación como herramienta de incidencia política

Para lograr una participación de la ciudadanía en la reforma del país, es necesario desarrollar habilidades de incidencia política para influir sobre el proceso de toma de decisiones políticas y entender el rol de la “política pública”, como instrumento rector de las acciones requeridas para satisfacer las necesidades identificadas e implementar cambios deseados.

La política es una actividad, individual o colectiva, de los ciudadanos cuando éstos, intervienen en los asuntos públicos con su opinión, su voto o de cualquier otra forma. Es el juego (interacción) entre los actores político, los cuales tienen distintas posiciones y grados de poder. El actor político, es una persona o grupo de personas, en nuestro caso hablamos de organizaciones de la sociedad civil, con poder o influencia sobre el proceso y resultado de la decisión política. El grado de poder del actor está determinado por su capacidad de influencia sobre el proceso de decisión política. 

Guía para el fortalecimiento de Redes Sociales

Aunque no seamos concientes del potencial, capacidad y cotidianidad que tienen las redes dentro de nuestras vidas, es cierto que estamos inmersos en redes. Tenemos una red familiar, una red comunitaria
dentro del edificio, barrio, municipio en el que vivimos, tenemos también una red de amigos y hasta pertenecemos a una red de personas que comparten nuestros mismos intereses, bien sean académicos, comerciales, profesionales, entre otros. Las redes están por todos lados, ejemplos de esto son: la red de un arco de fútbol, la red de antenas de una compañía de telecomunicaciones, una red de aeropuertos, la red vial de nuestra ciudad. Incluso, el mismo acto de leer esta guía genera una relación entre el lector y el escritor, creando una red de lectores de un mismo texto, donde los nodos son lectores y escritores y la relaciones se dan por el hecho haber escrito algo o leído algo de esta guía.

Continúa leyendo Guia Fortalecimiento Redes Sociales

Fuente: GUÍA PARA EL FORTALECIMIENTO Y ARTICULACION DE REDES DE ORGANIZACIONES SOCIALES

http://redes.somosmas.org

http://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.5/co/

Buscando la protesta creativa

Por: Diego Soteldo

  
Tamoa y Simón repasan ideas para protestar sin que se pare el tráfico

 

Esta foto que dio la vuelta en el mundo entero – la protesta de la plaza de Tian’anmen, China – sirve de introducción al programa de este lunes en ¡Hola Caracas!.

En los países democráticos la protesta es un derecho civil; una manera contundente de llamar la atención de las autoridades acerca de un tema en específico.

Sin embargo, la mayoría de todas las que se han llevado a cabo en los últimos años traen como consecuencia el caos vehicular y de toda una ciudad en general, lo que puede ocasionar una manera más radical de acabar con la misma. Pero, ¿y si se piensan otros métodos de protesta?, por supuesto que respetando la constitución y las leyes.

Esto es lo que Tamoa y Simón intentaron encontrar; una manera de garantizar los derechos de todos, tanto de los manifestantes como de las personas que tienen derecho al libre tránsito.

También fue momento para recordar ciertos mecanismos de protestas que han sido contundentes y han quedado en la mente de muchos caraqueños y venezolanos: las estatuas de próceres con la venda en la boca (protesta por la libertad de expresión), las calaveras en algunos puentes (en contra de la inseguridad), el Río Guaire teñido de rojo, el container frente a la Contraloría General de la República, etc.

La segunda muerte de Pío Tamayo

Los asistentes a la Cátedra Pío Tamayo de historia actual, que dirige el profesor Agustín Blanco Muñoz, fuimos testigos de excepción de unos hechos inconcebibles en la Universidad Central de Venezuela, irónicamente, hoy Día del Profesor Universitario.

El ponente invitado era el embajador Diego Arria, que ocupa un foco de atención nacional e internacional por incontables motivos, que no es necesario enumerar. Es el caso que en medio del acto estalló una bomba lacrimógena que obligó a desalojar la sala, con las consecuencias que también sería arduo enumerar, pero que son fáciles de imaginar.

No obstante, el profesor ABM sugirió que los asistentes se desplazaran a las instalaciones del doctorado de historia, para continuar allí la actividad, lo que estábamos haciendo cuando unos sujetos atacaron al doctor Arria por la espalda, golpeándolo repetidas veces con un cilindro forrado en una cinta plástica, de las que se usan para acordonar las zonas de siniestros, que últimamente son frecuentes en la UCV.

Quien esto escribe fue golpeado de rebote, en la cara, por los agresores, que ni siquiera se apuraron mucho en huir. Al rato comenzaron a darnos vueltas en tres motos, amenazando que: “si lo vuelven a traer, la próxima vez, lo vamos a matar”.

En el acto aparecieron unos supuestos reporteros que se identificaron como de Ávila TV, para recoger las impresiones de Diego Arria. Nos consta que no dijo ni una palabra, en cambio, nosotros nos limitamos a decirles, lo que es la verdad: “Esto lo hicieron ustedes”. Insólitamente, los supuestos reporteros nos acusaban a nosotros de estarlos empujando y al embajador Arria de no querer declarar nada “para el pueblo venezolano”. Es decir, que ellos son víctimas y nosotros victimarios.

Ya en este punto, más allá del relato de los hechos, entramos a las reflexiones que sugieren respecto del presente y futuro de la Universidad, que desde ya el profesor ABM comienza a llamar “ex-universidad”.

El hecho cierto y palmario es que se ha perdido toda autoridad, incluso eso que los marxistas gustaban llamar “auctoritas”, como poder espiritual, por lo que quien haga vida universitaria lo hace a su propio riesgo y sin garantía alguna, de nada ni de nadie.

Las bandas que asolan el campus universitario actúan con absoluta impunidad, porque no puede esperarse ni siquiera el precario apoyo del cuerpo de vigilantes, que está, como los sindicatos, controlado por el oficialismo.

Así que el cerco contra la universidad puede resumirse así: primero, el presupuestario. Con el 38% de lo solicitado, parece garantizado el fracaso de cualquier gestión; mientras que con la otra mano se exacerban las demandas irracionales de piquetes estudiantiles y gremiales afectos al oficialismo.

Segundo, la deslegitimación de las autoridades universitarias, impidiendo las elecciones, con lo que todas tienen los períodos vencidos. Para esto se han utilizado el concurso de tribunales, incluso, el Tribunal Supremo de Justicia.

Tercero, pero no menos, la ingobernabilidad, para lo que el régimen utiliza por un lado sus bandas armadas y por otro, policías y fuerzas armadas, sea por acción u omisión. Incluso se han prohibido las más mínimas medidas de seguridad, como la colocación de puertas en los accesos del recinto universitario.

Quizás sea preciso aclarar que la agresión aquí fue contra la Universidad, más que contra la persona de Diego Arria quien, para nuestra vergüenza, la ha sufrido en carne propia, en nuestra Casa, ahora aparentemente vencida por Las Sombras.

SINCRETISMO IDEOLÓGICO

Todas las ideologías totalitarias tienen como plataforma fundamental un universalismo extremo, profundamente anti-individualista, lo que es, por cierto, su mascarón de proa contra el liberalismo, pero, en general, contra cualquier posición que valore la libertad.

Los nacionalsocialistas tanto como los comunistas inscriben en su estandarte la frase: “El interés colectivo prevalece sobre el interés individual”; pero además, les encanta profesar cierto causalismo de acuerdo con el cual, todos somos responsables de todo.

De manera que si usted come o tiene una casa, de algún modo misterioso es responsable de que otros no tengan qué comer ni dónde vivir. Es sorprendente la cantidad de filósofos respetables que caen en esta suerte de holismo, que no se queda en el aspecto material sino que traspasa también a la moral, así que todos somos culpables de todo.

Lo extraordinario, lo realmente sorprendente del totalitarismo postmoderno, es que pueden asumir esta posición cuándo les conviene; pero con la misma facilidad con que acusan a unos de las carencias de otros, se exculpan a sí mismos de los crímenes del régimen del que forman parte.

En este punto se tornan “atomistas” a ultranza, ellos no saben ni son responsables de nada.

Por volver al ejemplo del ataque contra Diego Arria, los supuestos reporteros de Ávila TV se presentan como si fueran elementos imparciales, no enterados, casi satélites, que pueden con el mayor desparpajo desembarazarse de estos hechos como si les fueran ajenos.

Este cinismo de pacotilla es el reflejo de lo que ellos quieren ver en los medios libres, aparatos de propaganda del imperialismo o la oligarquía para engañar al “pueblo”. Así mismo son los tribunales, que en ninguna sociedad administran justicia, sino los intereses mezquinos de grupos económicos.

Es decir, que ellos reproducen en la práctica lo que critican en los demás. Fabrican la sociedad que objetan: Si todo es mentira entonces es lícito mentir; si en ninguna parte hay justicia, entonces se puede ser injusto en dirección contraria.

La única solución a su relativismo jurídico y moral es el nudo Poder. Quien lo tenga, tendría también la razón, la verdad y la justicia, por añadidura.

La pregunta crucial es: ¿Puede un régimen así funcionar? ¿Puede la paradoja convertirse en sistema? ¿La incongruencia trastocada en filosofía?

AULA MANUEL RODRÍGUEZ MENA

En el extremo opuesto, la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales ha tomado una iniciativa que da qué pensar, adoptando el gesto tan sencillo de dar a algunas aulas el nombre de profesores distinguidos.

Visto de un modo más trascendente, podría pensarse en la idea de reivindicar “próceres civiles”, si cabe la expresión, en un país atosigado de héroes militares, cuartelarios, hombres de a caballo, de guerra y destrucción; a favor de los nuestros, los de inteligencia, verbo y pluma, promotores de una cultura de paz.

Es también un llamado a la responsabilidad y la coherencia, pues otro hecho palmario e indiscutible es que el cerco contra la universidad venezolana es apoyado, respaldado e incluso promovido por algunos egresados de estas mismas casas de estudio.

Es imposible seguir admitiendo calladamente que ex-rectores y aspirantes a rectores de la UCV respalden la arremetida contra la universidad venezolana, con el mismo desparpajo de los supuestos periodistas de medios oficialistas, que no son responsables de nada, que no saben nada de lo que pasa aquí a diario.

En la universidad se asalta a salones enteros, en medio de una clase, grupos armados se pasean por los pasillos intimidando a todo el mundo, se agrede a profesores y estudiantes, se insulta, difama y golpea a las autoridades, se destruye el patrimonio de la universidad y últimamente incluso se le propinan palizas a conferencistas y los egresados en el gobierno, bien gracias. Esperando que esto colapse para reinar sobre las ruinas.

Pero, como diría Gershom Scholem: “Hay un misterio en el mundo”. Los partidarios del nudo poder, como Stalin y Hitler, son la vergüenza de la humanidad. Así terminan todos los tiranos, sea que mueran en su cama o en las hecatombes que ellos mismos producen.

Los hombres sabios, en cambio, los mostramos con orgullo, queriendo ser sus semejantes.

 

Luis Marín
lumarinre@gmail.com

El gran debate

 

Tenía mucho tiempo que no sintonizaba ese canal. Los cinco minutos previos al debate, me reforzaron el por qué. Pero una vez arrancado el encuentro, gracias al gris desempeño del presentador llegué a creer que Viviana Gibelli lo hubiese hecho mucho mejor. Con voz engolada y una pose acorde a las dimensiones (y el diseño) del estudio, hizo las presentaciones de rigor y explicó la dinámica del sorteo electrónico de duplas candidato-periodista, la misma que repitió unas 350 veces más a lo largo de las 2 horas que duró el programa.

Una vez más, no fue un debate, vale, pero fue un ejercicio democrático que contrasta de manera audaz con las sopotocientas transmisiones en cadena por la Celac, que nació en un cuartel, con el ánimo de un “Aló, PopStar” con invitados internacionales, lo que supuso  tras cada intervención, que el anfitrión con chequera de Fondo Chino, comentara, reforzara, aprobara o recondujera las palabras del resto de los presidentes. Democracia versus imposición.

Los descansos sirvieron para comprobar la baja inversión que en publicidad están haciendo nuestras marcas de zapatos: todo el dinero se va en pagar la pauta, pero las cuñas deben ser regaladas, o los dueños son sensibles a ser estafados. Cada vez que el presentador dijo Tuirer y Jastá, murió un caimán del Orinoco

Hubo preguntas realmente cómodas, diseñadas para los puntos más fuertes de campaña de cada candidato, no todos aprovecharon esas oportunidades, pero asistimos a un ejercicio de exposición de ideas en el que todos respetaron a sus contendientes a las primarias de oposición. Esta es la ruta: pluralidad, unidad, contraste, respeto, consenso: la ruta hacia un candidato único.

De mayor a menor

Henrique Capriles

Mejoró sustancialmente su desempeño con respecto al debate anterior. Más asertivo, mantuvo en sus respuestas tres mensajes clave importantes: la educación es la clave para progresar; posee una carrera y una gestión ascendente que comprueban su capacidad de gerencia con logros para demostrarlo y un equipo de trabajo que le acompaña.

Probablemente su respuesta memorable sea: “No es tarea de un Presidente juzgar a nadie, mi tarea será gobernar para solucionar los problemas del pueblo”; aunque igual sumaría que realizó la mejor respuesta a la pregunta final: ¿por qué quiere ser Presidente? “Yo he sido el alcalde, el gobernador y quiero ser el Presidente de todos. Sí se puede construir un país donde tengamos oportunidades para todos”

María Corina Machado

Colocó de manera más precisa las fortalezas de su visión y proyecto. Con ella es notable la firmeza de un entrenador(a) que demanda en simultáneo la construcción de mensajes de estadista con cifras que impacten, que sirvan de titulares; el sostenimiento de la sonrisa como garante de empatía y el endulzamiento de la voz cuando coloca mensajes de contenido emocional.

Sus mensajes clave fueron contra Chávez. Dijo varias veces que la prioridad es derrotarlo. Su mejor respuesta: versus el 52% que apoya al socialismo según el estudio de opinión del Centro Gumilla, hay un 42% que cree en el capitalismo, que entiende el potencial de una economía de libre de mercado, con un Estado que trabaje sostenidamente con el sector privado; así como su disposición a cambios básicos en nuestro sistema institucional que eliminen la reelección, que garanticen la alternabilidad democrática y que nos mantengan en unidad.

Leopoldo López

Menos nervioso y más sonriente, hizo el esfuerzo por colocar algunas anécdotas al estilo de la narración emocional que tanto provecho ha sabido sacarle el PopStar. Obviamente en 60 segundos es difícil hacerlo bien, y por eso la referencia a la leche de Manuela que Lilian le ha dicho que no consigue, la del amigo de su equipo que murió en sus brazos y la carne importada de Nicaragua son recordables pero no memorables; les faltó más emoción.  La mención continua del nombre de su partido (gracias al guión de cuña Indiana Jones) y el exceso del mensaje clave de la seguridad como prioridad, tampoco ayudaron. Tuvo dos oportunidades estelares que no aprovechó: ¿qué rol le daría al resto de sus candidatos en un gobierno suyo?, y, ¿cómo gobernaría con todas las instituciones en contra? En la primera pudo reforzar el criterio de unidad y sólo desafió a Capriles al asignarle el Ministerio de Educación. Y lo de las instituciones daba para ¡tantoooo!

Pero colocó buenos mensajes: regresar a sus dueños originales todas las propiedades confiscadas o expropiadas;  la necesidad de fortalecer el sector productivo desde el emprendimiento; la promesa de mantener las políticas de este gobierno que funcionen pero reconociendo que no comparte la evaluación que sobre el sistema de salud se ha hecho. Él, afirma, será el Presidente de la seguridad.

Pablo Pérez

Fue el que más bajó, con respecto al desempeño en el debate anterior. En la Ucab fue preciso, ajustado a reloj, optimista. Aquí, el resumen de su rol lo hizo un tuitero, en mi criterio el mejor tuit de la noche: “@Kenbei: Pablo Pérez es como Buzz Lightyear antes de darse cuenta de que era un juguete”. Ese fue el problema. Mensajes de eslogan. Guiones de cuña. El padrote. El optimista a juro. El único que habló de sí mismo en tercera persona. De gestualidad muy ensayada, artificial. Se volvió un ocho con el argumento de los medios de comunicación, que era una línea para batear un hit. Los mensajes emocionales eran baratos: la Venezuela del abrazo, la Venezuela de la sonrisa, la de la unión, daba para una gaita pues: ¡dame un abrazo, dame un abrazo, vamos a Primarias y voy a ser el candidato!

Sus mensajes mejor colocados: “La corrupción es el enemigo que tenemos en Venezuela, como la corrupción, la inseguridad y el desempleo, esos son los verdaderos enemigos”. “Acabaremos con Aló, Presidente y será Adiós, Presidente”. PDVSA tiene que ser de todos los venezolanos: no la privatizaremos. Aumentaremos la producción a 4MM de barriles diarios. Garantizaremos con la industria las pensiones del Seguro Social”.

Diego Arria

Tendré que recoger mis palabras del debate anterior. Esta vez sí actuó como un candidato. Alineado, respondiendo las preguntas, reforzando su rol antagónico contra Chávez, apuntando a los radicales de oposición, los que lo quieren muerto o preso o ciego, o todo junto como una buena protagonista de telenovela criolla. Esta vez no brilló, ya la particularidad de su agenda no es novedad. Habló de todos sus roles, los que le hacen curricularmente estelar. Por ello la pregunta de ser relacionado con el pasado era un puente maravilloso que no cruzó, desviándose a una respuesta poco concluyente.

Su mensaje clave: él es el candidato para un gobierno de transición, de tres años, que convoque a una Asamblea Nacional Constituyente que geste el piso institucional necesario para una nación más democrática. El titular: “El convenio con China es una hipoteca para Venezuela”.

Pablo Medina

Polvo cósmico. El ruego que como Secretario General del PPT hiciera en el 98 para que no apoyasen la candidatura de Chávez porque sabía que era un dictador. El proyecto de ley de mantenimiento del sistema eléctrico que entregó en 1999 y fue engavetado. La solución al problema de la luz enlazada con las muertes de Danilo Anderson, los hermanos Fadoul y los presos políticos. Felicitaciones a la sociedad civil por el cacerolazo contra la Celac. Nadie pudo hacerlo peor que Medina. Sólo el presentador.

Quiso copiar el modelo comunicacional de Arria en el debate anterior para colocar “su” agenda; salvo que, Arria es mucho mejor vocero, el ejercicio fue un desastre y él lo sabe. Sus respuestas fueron inconexas, el vigor del arengador sindical no llegó, dejando sólo a un hombre demasiado molesto en muy poco tiempo para entrar en rol. ¡Pablo, vamos sin ti!

Naibet Soto Parra

@Naky

Guía metodológica de consejos para la sociedad civil

La participación ciudadana constituye un fundamento esencial del sistema democrático, pues contribuye a que los derechos y deberes ciudadanos sean efectivamente reconocidos y ejercidos. La participación ciudadana permite generar una relación de colaboración y respeto mutuo entre el Estado y la ciudadanía y, además, contribuye al fortalecimiento de la sociedad civil permitiendo una mayor legitimidad de las políticas públicas.

Los principios orientadores en los que se desarrollará esta temática se basan en el Buen Trato, la Igualdad de Oportunidades, el Respeto a la Autonomía y Diversidad de las Organizaciones y la Transparencia de la Gestión y Orientación al ciudadano.

Uno de los compromisos más importantes asumidos por la Presidenta Michelle Bachelet, en respuesta a la demanda por abrir mayores espacios de participación, es la instalación de Consejos de la Sociedad Civil.

Leer el resto del artículo Guía Metodológica Consejos Sociedad Civil