Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/liderazg/public_html/nuevo/wp-content/themes/wp-clear_basic/index.php on line 13

Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/liderazg/public_html/nuevo/wp-content/themes/wp-clear_basic/banner468.php on line 1

Los límites del poder

reina

Dr Luis Enrique ObertoA través del tiempo, desde la imposición en la primera mitad del siglo XX de regímenes totalitarios en la Unión Soviética comunista y la Alemania nazi, quedó claro que el propósito de sus promotores -los totalitarios- no era solo afirmarse en el poder por siempre, sino también de ejercerlo -sin alternancia personal alguna en su máxima dirección- sin ningún límite legal ni de otra naturaleza.

Así ha ocurrido, cualesquiera han sido o son las utopías y las prédicas utilizadas para enmascarar sus reales propósitos, habida cuenta que -por su naturaleza como régimen- su accionar en todos los casos es contrario a la afirmación del desenvolvimiento en libertad de todos los ciudadanos, para crear y hacer, y al respeto y defensa de su dignidad: de sus derechos como personas humanas.

Ha pasado en el ejercicio de los totalitarismos de viejo cuño, tanto en los que han desaparecido por confrontaciones bélicas y de otras índoles como en los que han subsistido -como el de la isla de la felicidad-; así como en los que han surgido posteriormente de la mano de las facilidades que las nuevas tecnologías y el relativismo en que han caído porciones importantes de pueblos han puesto a su alcance para hacer ver por algún tiempo lo falso como verdad y disimular su hacer contrario al bien común.

Ahora bien, si no se evalúan sus procederes a la luz de los paradigmas propios de las sociedades en las que se respeta y promueve la libertad y la dignidad de las personas -en todas las circunstancias- se puede apreciar con claridad que en la consecución de sus propósitos: la imposición de su voluntad sobre toda la gente, el control total de su quehacer diario y la negación de su realización según sus deseos, son extremadamente eficientes para hacer lucir su accionar con un sentido distinto al que les mueve.

Dueños como gobernantes de la posibilidad de utilizar la fuerza, siempre han actuado bajo la idea de que a través de las leyes que dictan pueden legitimar toda clase de arbitrariedades, que implican el atropello de la dignidad de las personas y la restricción o conculcación de sus derechos fundamentales, y la imposición de cargas de variadas naturalezas que las agobian y desalientan sus aspiraciones.

Por todo ello, el ejercicio del poder sin límites por personas o instituciones de gobiernos -aun por un corto tiempo si tal cosa pudiera ser garantizada- es totalmente incompatible con el desenvolvimiento de una sociedad realmente libre, lo que debe ser tenido presente en todas las circunstancia por los pueblos y su dirigencia genuina.

luisoberto@yahoo.com

Maduro busca fortalecerse ante la oposición

reina

MaduroHabilitante

Caracas, 15 de octubre, 2013 (AFP).- El Congreso venezolano discute desde hoy el pedido de superpoderes de Nicolás Maduro para gobernar un año por decreto en temas de lucha anticorrupción y una declamada guerra económica, pero analistas opinan que el pedido aspira a fortalecer al presidente frente a la oposición y la disidencia interna.

Maduro dispone de una cómoda mayoría legislativa que le permite sancionar leyes sin sobresaltos, pero reclamó poderes especiales argumentando que la corrupción y las maniobras de lo que califica como “burguesía parasitaria” delinean una situación “de vida o muerte” para el modelo chavista.

Venezuela está entre los 12 países con peor resultado en la lucha contra la corrupción por la ONG Transparencia Internacional, y en el plano económico la inflación es la tercera mayor del planeta (50 por ciento anual), hay problemas de abastecimiento y pese al control de cambios el dólar ilegal cotiza siete veces por encima del oficial.

El pedido de superpoderes “es una ofensiva estratégica que puede tener dos tableros: no sólo el de la oposición, sino también el de disuadir a sectores internos del chavismo para consolidar el liderazgo puertas adentro”, dijo a la AFP el analista John Magdaleno.

Magdaleno advierte que “por primera vez en 14 años, una mayoría en las encuestas le atribuyen la mayor responsabilidad (de los problemas del país) al gobierno y al presidente”.

“Eso no ocurría en los tiempos de (Hugo) Chávez (1999-2013)”, añadió Magdaleno, para quien Maduro, ungido en marzo en elecciones que apenas ganó por un 1.49 por ciento de los votos, busca con sus poderes especiales “fortalecer el liderazgo interno, cuestionado desde el principio”.

Para Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, el gobierno “quiere utilizar estos poderes para ir más contra la oposición que contra la corrupción”.

Maduro ya “tiene mayoría legislativa, pero si envía leyes hay que permitir que se abra el debate y (eso) cada vez se pone más fastidioso en un país donde la oposición es cada vez más grande. Siempre es más cómodo cuando anulas la Asamblea y la conviertes en un adorno”, dijo León.

Y cuando la oposición se niegue a votar en el recinto Legislativo los poderes especiales, el chavismo “venderá la idea de que es la oposición la corrupta”. Hasta el momento, a Maduro le falta un voto para que sea aprobada su solicitud.

En el marco de la lucha anticorrupción “se verán algunos actos del gobierno en contra de chavistas que no tengan padrinos ubicados en sitios muy elevados”, adelantó León, que evocó la detención este fin de semana del alcalde chavista de Valencia (tercera ciudad del país), Edgardo Parra, por supuesta corrupción.

La solicitud de superpoderes, que deberá ser aprobada en dos debates en cada ocasión por tres quintos del cuerpo legislativo, ocurre cuando faltan dos meses para las elecciones municipales en Venezuela, vistas como una suerte de plebiscito de su gobierno.

De aprobarse, esta ley habilitaría al Ejecutivo a emitir “decretos con rango y valor de ley” sin ser discutidos en la Asamblea. Todos los presidentes han solicitado estos poderes especiales en los últimos 40 años, entre ellos Hugo Chávez, quien emitió más de 200 leyes con estos superpoderes en el 2000, 2001, 2008 y 2010.

En su discurso de tres horas la semana pasada ante la Asamblea, Maduro había pedido “poderes habilitantes especiales (…) para dar un revolcón a los corruptos y a sus cómplices”.

Siguiendo el estilo confrontativo que ha caracterizado su gobierno, Maduro advirtió en el recinto: “¡Preparénse que voy con todo!”, y sostuvo que perseguirá tanto a la corrupción “amarilla” (oposición) y a la “rojo rojita” (oficialismo), que “son la misma cosa, responden a la misma lógica delictiva”. 

¿El principal problema?

reina

GerverTorresDe acuerdo con las encuestas de opinión pública, cuando a los venezolanos se les pregunta cuál es el principal problema que afrontan, la mayoría señala la delincuencia. ¿Es ese realmente el problema más importante que padecemos? Sin duda, el problema es muy grave. Venezuela ocupa uno de los primeros lugares de criminalidad en el mundo, y sus habitantes figuran igualmente entre quienes tienen uno de los porcentajes más altos de percepción de inseguridad del planeta, según la empresa Gallup.

Pero Venezuela tiene un problema mucho más grave que el hampa. Se trata del gobierno. Si bien el hampa puede despojar de sus bienes a cualquier persona en cualquier momento e incluso acabar miserablemente con su vida, el gobierno venezolano está acabando con mucho más que los bienes materiales de todos los venezolanos. Lo hace además todo el tiempo, de manera continuada y creciente.

La devaluación incesante de la moneda y la subsecuente inflación, le roba a la gente sus salarios, sus prestaciones y ahorros. El endeudamiento creciente, desordenado e improductivo nos roba una parte del futuro. El acelerado colapso de la infraestructura nos despoja de servicios críticos como la electricidad.

El acoso y la censura a los medios de comunicación nos privan de los instrumentos a través de los cuales nos mantenemos informados sobre lo que está ocurriendo y expresamos nuestros puntos de vista. Los juicios amañados contra diputados de la oposición nos roban nuestra representatividad. El abuso de instrumentos como el actual proyecto de Ley Habilitante representa un secuestro de nuestras instituciones.

Tal vez si los encuestadores incluyeran al gobierno dentro de la lista opciones que la gente tiene cuando se les pide mencionar los principales problemas del país, éste superaría a todos los demás. La gente tendría la razón, porque además, también el origen de la excesiva delincuencia es la incapacidad y corrupción del régimen. 

gerver.liderazgoyvision.org

El dilema de Maduro

reina

VladimiroMujicaEl discurso de Nicolás Maduro en la Asamblea Nacional no puede ser más revelador.

Al pedir la aprobación de una Ley Habilitante para combatir la corrupción dejó colar una verdad que lentamente ha ido invadiendo a toda Venezuela: después de 14 años de desgobierno del chavismo y sus herederos, el país atraviesa por una crisis descomunal producto en buena parte de la corrupción auspiciada y protegida desde el poder.

Por supuesto que Maduro no puede, ni debe por su propia debilidad política, olvidar mencionar a lo que le dio por denominar la corrupción amarilla de la oposición. El precio que tiene que pagar por decir algo de verdad en relación a la obscena corrupción y vesania roja es mentir respecto a la oposición y señalar como corruptos a quienes no tienen arte ni parte en este despropósito orquestado desde el poder.

El discurso de Maduro debe ser analizado en conjunto con las repetidas declaraciones del ministro Nelson Merentes en relación a la ineficiencia económica de la revolución. El desastre de las finanzas y la economía del país es de tal magnitud que no hay manera de corregirlo si no se toman medidas que serán enormemente impopulares en el chavismo radical. Visto de esta manera, el gobierno se encuentra atrapado entre la espada y la pared: debe cambiar algunas orientaciones de su política económica pero no puede hacerlo porque el sector radical se lo impide.

Pero el dilema del ya no flamante presidente es que sus propias carencias políticas y de formación le impiden desarrollar una personalidad propia que se libere de la pesada carga que le impone la herencia del carismático liderazgo del comandante supremo. Mientras tanto Venezuela se deshilacha por los cuatro costados, presa de una crisis que ya se trasladó a la vida cotidiana del ciudadano.

El desastre del manejo cambiario y de las divisas es sencillamente de antología.

La diferencia entre el cambio oficial del dólar y el innombrable mercado negro de las divisas alcanza cifras astronómicas. No hay virtud humana que se resista a comprar por 1 y vender por 7, de modo que quienquiera que tiene acceso a las divisas participa de la danza del descalabro económico del país. Pero el espectáculo vergonzoso de los aviones llenos a reventar con pasajeros reales o imaginarios empeñados en la práctica del “raspadito” de las tarjetas de crédito palidece al compararlo con lo que está ocurriendo en todas las áreas de una economía atrapada en la dolarización más extrema y perniciosa. El “raspadito” del ciudadano de a pie no es nada comparado con el “raspado” masivo que hacen los bandidos de las divisas que actúan bajo la protección de los corruptos rojos, aquellos a quienes el presidente Maduro se refirió en su discurso.

A esta hecatombe en el manejo del país se le suma la entrega vergonzosa del futuro de nuestras generaciones a la voracidad del socialismo salvaje chino. Las condiciones de entrega del petróleo a la insaciable potencia asiática no han sido suficientes para negociar la ampliación del crédito que Venezuela estaba pidiendo, algo que sólo encuentra justificación en el hecho de que ni siquiera la entrega total es aceptada como garantía válida por los chinos.

Así las cosas, Venezuela se asoma a un nuevo proceso electoral en el cual la oposición se encuentra en una posición muy compleja porque la denuncia de ilegitimidad de Maduro no ha encontrado un camino político transparente para expresarse. Lograr la participación electoral de la ciudanía supone la necesidad de una política comunicacional y de nuevas actuaciones políticas que permita conjugar el hecho de que nos acercamos a una elección con el mismo árbitro electoral amañanado y que es indispensable participar en la contienda electoral y fortalecer el liderazgo democrático que se ha ido construyendo alrededor de Henrique Capriles. Tarea inmensamente compleja que compromete en su totalidad al liderazgo democrático del país, tanto a los factores que se agrupan alrededor de la MUD como quienes actúan fuera de la misma.

En este contexto, es imposible dejar de insistir en que hay una tarea pendiente de la oposición democrática y la misma consiste en convertir en una sola acción la conflictividad social con la participación electoral. Mientras ello no ocurra el inefable conflicto del Presidente Maduro seguirá arrastrando al país en su imposible solución de satisfacer simultáneamente al chavismo corrupto y al chavismo renovador.

Detenido periodista de radio

reina

DetenidoPeriodistaRadio

Caracas, 11 de octubre, 2013 (AP).- Un periodista de una emisora de radio provincial fue detenido por agentes de la policía judicial venezolana pocos minutos después de quejarse en el aire acerca de cómo es posible que algunos miembros de ese cuerpo de seguridad conduzcan automóviles de lujo y usen joyas llamativas, denunció el viernes su hijo.

Víctor Hugo Donaire, de 50 años, permanece en la cárcel el viernes, un día después de que cuatro agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas o el cuerpo nacional de detectives interrumpieron su programa matutino en Radio Los Morros 89.7 FM, localizada en la ciudad de San Juan de los Morros, capital del estado central de Guárico.

Se le detuvo bajo cargos de “resistencia al arresto y maltrato a un funcionario público”, dijo su hijo, Danny Donaire, vicepresidente de la estación. “Ellos alegan que lo encontraron en flagrancia, haciendo denuncias en contra de los funcionarios”.

Catalogó de alarmante el arresto, afirmando que los agentes maltrataron a su paso a los empleados de la estación y confiscaron el teléfono móvil de su administrador para que no pudiera tomar fotos.

El audio del arresto fue transmitida por diversos medios de comunicación venezolanos.

“Estamos consternados y preocupados”, dijo Danny Donaire. “Ellos no vinieron con ningún tipo de orden de un juez”. Señaló que los abogados de su padre estaban el viernes en un tribunal local tratando de lograr su liberación.

The Associated Press llamó a las oficinas locales del Centro de Investigaciones, donde un detective dijo que todas las preguntas estaban siendo manejadas por los fiscales, que no pudieron ser contactados inmediatamente.

La policía venezolana no ha proporcionado información a los periodistas durante años.

Activistas de los derechos humanos y de libertad de prensa se quejan de que el gobierno socialista de Venezuela, liderado por el ahora fallecido presidente Hugo Chávez, en sus 14 años de mandato consolidó el control de la mayoría de los medios de comunicación del país y grupos defensores de la libertad de prensa.

Pero una detención sin orden judicial de un periodista es una anomalía, incluso en la Venezuela de hoy.

Habilitar para atropellar

reina

Trino-Marquezentrevista-006Descartemos que el ciudadano (¿venezolano?) Nicolás Maduro solicitó la habilitación por un año, para combatir la corrupción y enfrentar la supuesta guerra económica declarada por la derecha apátrida golpista.

Si quisiera luchar contra el “cadivismo”, las comisiones, las empresas de maletín, los sobornos y demás vicios del régimen más descompuesto de la historia nacional, le bastaría con levantar progresivamente el control de cambios y aplicarles los instrumentos legales existentes (Ley de Contraloría, Ley Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito) a los parlamentarios, funcionarios del alto gobierno, gobernadores, alcaldes y contratistas allegados al oficialismo. Allí están la boliburguesía y los bolichicos con su riqueza súbita, fraudulenta y escandalosa ampliamente documentada, como símbolos ostensibles de la impudicia con la que actúan los corruptos rojos. Diosdado Cabello y Juan Barreto fueron liberados por la Asamblea Nacional y la Contraloría de toda responsabilidad administrativa, a pesar del amplio expediente elaborado en su contra por los desmanes cometidos en la gobernación de Miranda y en la Alcaldía Metropolitana, respectivamente.

La quimérica “guerra económica” inventada por el tándem Maduro-Castro para ocultar la debacle causada por el socialismo del siglo XXI, se acabaría si se produce un giro radical en la política oficial: se levantan los controles, se respeta la propiedad privada, se permite que el dólar flote de acuerdo con la demanda de divisas, se vuelve a crear un mercado de trabajo, ahora inexistente, se paralizan las estatizaciones y comienza un proceso de retorno de las empresas nacionalizadas al sector privado.

Nada de lo que debe hacerse para amputar la corrupción y salir del rentismo, tal como el propio Maduro propone (¿sabrá lo que es rentismo y mercantilismo?), se hará. Su opaco discurso en la Asamblea Nacional –muy mal leído, por cierto- revela que la intención de su solicitud avanza por un camino muy distinto a los propósitos expresados.

Los objetivos de Maduro apuntan en tres direcciones distintas, aunque complementarias. La primera, hacia el interior de la claque dominante: demostrar que es un digno sucesor de su “padre” Hugo Chávez y que puede concentrar tanto poder como este; que representa el verdadero centro de gravedad de las decisiones y no comparte ese lugar con Diosdado Cabelllo. La otra, hacia la oposición: revela estar dispuesto a arrollar a quienes lo adversan sin detenerse en consideraciones legales. La tercera: que su modelo económico consiste en militarizar y favorecer su clientela, utilizando los recursos del Estado, especialmente las divisas, para repartirlos entre quienes le sean incondicionales; patrimonialismo del más primitivo.

Cabello, el duro y todopoderoso presidente de la Asamblea, quedaría relegado a un segundo plano durante un año, período suficientemente largo para que Maduro ajuste las piezas de la maquinaria que le permitiría aspirar a la reelección en 2018. Los cubanos le han instruido. El tiempo pasa volando. Conviene minimizar la figura del hombre del Furrial y sofocar sus deseos de llegar a Miraflores por la vía electoral.

A la oposición hay que amenazarla constantemente. El Ejecutivo cuenta con la Fiscalía y con el Poder Judicial para atenazar a los adversarios. La habilitante permitiría actuar de forma expedita contra gobernadores, alcaldes y diputados opositores, sin tener que sujetarse a los protocolos convencionales.

El modelo intervencionista militarizado se mantendrá. El rentismo se exacerbará, solo que con una variante: el reparto de la renta petrolera no se hará mediante los canales y agentes tradicionales, sino a través de los militares, civiles y organismos públicos que decida Maduro y su camarilla. Cadivi será aún más selectiva en la asignación de las divisas. Estas serán administradas con mayor celo por el Gobierno, quien las empleará para fortalecer su proyecto e imagen. Ahora será cuando veremos clientelismo del bueno. Todas las empresas, industrias y comercios pasarán a depender de la voluntad omnímoda de un Ejecutivo que repartirá los dólares como se le antoje. El empresario que no se someta a los designios del heredero quedará excluido del beneficio.

Estos, entre otros, son los cambios que buscan Maduro y los Castro con la habilitante. Se trata de habilitar para atropellar. Lo bueno es que con tanto poder, y tanta incompetencia, no tendrá a nadie a quien atribuirle los errores. La culpa será de él solito.

Muestran la partida de nacimiento de Nicolás Maduro

reina

 

Lucenapartidadenacimiento

Caracas, 10 de octubre, 2013.- La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, mostró este jueves en un programa de televisión una certificación del acta de nacimiento del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y aseguró que el mandatario cumplió con todos los requisitos para su candidatura en los comicios del pasado 14 de abril.

En una entrevista en el canal de noticias Globovisión, Lucena mostró una copia de la certificación del libro del registro de la parroquia caraqueña de La Candelaria, en el oeste la ciudad, en el que se describe que Maduro nació en una clínica de Caracas.

Lucena aseguró que insistió en que las elecciones “las ganó un candidato legítimo que cumplió con todos los requisitos”.

“Lo traje (el certificado) simplemente para señalar el ambiente interesado en que se manejó la elección del 14 de abril”, dijo Lucena.

“Aquí hubo un proceso de postulaciones donde todos los candidatos y candidatas cumplieron rigurosamente con todos los requisitos de ley, además de eso hay un lapso para impugnar esas postulaciones, uno se pregunta por qué no se impugnó en su momento esa postulación”, afirmó.

Las dudas sobre el origen nacional de Maduro empezaron como débiles rumores hasta que el exembajador panameño Guillermo Cochez mostró lo que aseguraba que era el certificado de nacimiento del presidente venezolano expedido por la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia.

El organismo colombiano negó luego que el documento presentado por Cohez –quien en sus tiempos como exembajador panameño ante la Organización de Estados Americanos tuvo posiciones muy críticas con Venezuela- fuera auténtico.

Doble nacionalidad

En las últimas semanas la oposición y su líder, Enrique Capriles Radonski, empezaron a hacerse ecos de las dudas y exigían al presidente mostrar pruebas para zanjar la discusión.

Este jueves, el portavoz de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón José Medina, dijo a BBC Mundo que esperarán a evaluar el documento antes de fijar una posición.

El lunes pasado algunos diputados de la oposición habían pedido a Maduro que presentara su partida de nacimiento el martes cuando acudió a la Asamblea a solicitar la aprobación de una ley habilitante que le da poderes especiales para legislar por decreto.

Algunos señalan que al ser la madre de Maduro colombiana, automáticamente él tendría esa nacionalidad, lo que le impediría haberse postulado a la primera magistratura, ya que el artículo 41 de la Constitución impide que personas con doble nacionalidad puedan ser presidentes.

Al final, el presidente venezolano no presentó el documento, y calificó de “dementes” por alimentar estas versiones.

Maduro ganó las elecciones del 14 de abril por un estrecho margen de 1,5% (unos 200.000 votos) resultado que Capriles no ha reconocido oficialmente y calificó de “fraudulento”.

Fuente: BBC Mundo

CIDH aún estudia petición de oposición venezolana

reina

CidhEstudiaPeticion

México, 9 de octubre, 2013 (AP).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos aún estudia la petición que la oposición de Venezuela le hizo para anular los resultados de los pasados comicios presidenciales y en su momento dará respuesta a la solicitud, dijo su secretario general Emilio Alvarez Icaza.

“La comisión ha recibido una solicitud, una petición de intervenir (y) se va a valorar en su momento”, señaló el titular del organismo regional en declaraciones a la prensa en los márgenes del periodo extraordinario de sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que se realiza en la ciudad de México.

Alvarez Icaza dijo que aunque Venezuela se retiró de la Corte, basada en San José, Costa Rica, la Comisión, basada en Washington y que él encabeza, mantiene competencia sobre esa nación.

La salida de Venezuela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se dio poco más de un año después de que el entonces presidente Hugo Chávez anunciara su retiro en protesta por una sentencia a favor de un venezolano acusado de participar en ataques contra sedes diplomáticas en 2003.

“Somos competentes para conocer los casos, mantenemos nuestras atribuciones intactas y la única manera que la comisión no tenga atribución sobre Venezuela es que Venezuela se salga de la OEA; (y) tenemos entendido que ese no es el caso”, señaló el mexicano.

Así, añadió, “la comisión tiene competencia sobre Venezuela y va a estudiar en su momento qué hacer sobre el tema de las elecciones”.

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática pidió a principios de septiembre a la CIDH que declare nulos los comicios presidenciales, bajo el argumento de que las elecciones fueron fraudulentas y eso violaría derechos políticos y de pensamiento, garantías judiciales, protecciones judiciales y de igualdad ante la ley, contemplados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La oposición también solicitó a la Comisión declarar sin efecto la sentencia emitida el 7 de agosto de 2013 por el Tribunal Supremo de Justicia mediante la cual declaró inadmisible la impugnación a las elecciones que había presentado Capriles.

Tras los comicios presidenciales del 14 de abril para elegir al sucesor de Chávez tras su deceso, el conteo oficial dio el triunfo al oficialista Nicolás Maduro por una diferencia de un 1,5% sobre el opositor Henrique Capriles.

A finales de septiembre, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, consideró que ese organismo no debería pronunciarse sobre las elecciones presidenciales en Venezuela impugnadas por la oposición, lo que generó críticas del ex candidato opositor.

Insulza añadió que no es frecuente que la Corte acepte analizar ese tipo de temas.

Liderazgo y autismo

reina

AntonioSánchezGarcíaPocos libros de pedagogía política más útiles que las Memorias Proscritas de Carlos Andrés Pérez, que acabo de leer con inmenso provecho. Precisamente por eso: porque deja ver los más íntimos resquicios, anhelos, temores y garrafales equivocaciones cometidas por quien ocupará un lugar preponderante en la historia venezolana del siglo XX. Por lo menos, en cuanto a mi particular apreciación respecta – así pueda estar profundamente equivocado – el único estadista después de Rómulo Betancourt. Comparado con los cuales, el resto – de Caldera a Hugo Chávez – puede ingresar con menor o mayor derechos al salón de la infamia.

Valga, en primer lugar, la acotación de un hecho por demás insólito y que raramente puede encontrarse al leer biografías de grandes políticos, que las de los pequeños, por vanidosos e insignificantes, es preferible ignorarlos: da a conocer sin tapujos opiniones devastadoras que ninguna conveniencia de cálculo político recomendaría sacar del baúl más íntimo de las propias reservas. Al repasar sus opiniones sobre los más distinguidos políticos de la segunda mitad del Siglo XX venezolano: Lusinchi, Caldera, Leoni, Eduardo Fernández, Herrera Campins, muchas de las cuales injustas y devastadoras, sólo cabe concluir que en su catálogo de personalidades valiosas brillaba la ausencia. Para qué hablar de personajillos del submundo político nacional, en el que la coincidencia de juicios es manifiesta, como Escobar Salom – cobarde hasta la vergüenza ajena, oportunista, logrero e hipócrita -, José Vicente Rangel – pérfido, malvado y malagradecido – o Rafael Poleo – inmoral, inescrupuloso, corrupto y avieso-, y la de partidos, de entre los cuales el más acerbamente descalificado es el suyo propio. Sólo la conciencia plena de que ya se encontraba al final de camino y de que nada perdía diciendo la verdad, su verdad, explican un balance tan categórico y descorazonador. Declarar que Jaime Lusinchi “es un pobre diablo” y Herrera Campins “un ser raro”, por culpa de quienes se perdió la República podría causar asombro e incluso ser matemáticamente cierto, pero a él no podían causarle ningún daño. Ya era un despojo.

De mucha mayor importancia que esos juicios implacables es la confesión de los errores cometidos, que dejan ver uno de los más graves defectos de un político venezolano de todos los tiempos: el autismo. Así ese autismo se exprese bajo la forma de la reserva irreductible: tanto es el secreto de que un político, no sólo venezolano, reviste su mundo íntimo, sus anhelos y temores, que difícilmente se llega a saber qué piensa, en qué piensa, qué pretende y a qué aspira. Todo político de nación, como hubiera dicho Manuel Caballero, es terra incognita. Un misterio para los demás y, a veces, hasta para sí mismo.

En el caso de Pérez, así lo rebata en sus confesiones, esa incapacidad de aceptar consejos y escuchar asesorías terminaría por llevarlo al abismo. Una extraña forma de soberbia absolutamente auto destructiva. Lo cuenta y no se le cree: como cuando un amigo – si es que los políticos tienen amigos – le ruega que no nombre Fiscal General de la República a Escobar Salom “porque te enjuiciará” y otros le recomiendan no modificar la Corte Suprema de Justicia “porque te sentenciarán”. A pesar de lo cual se sale con la suya: nombra a Escobar Salom, presentado en bandeja de plata por Gonzalo Barrios, e impone la reestructuración de la Corte Suprema, desoyendo la sensatez de sus más cercanos constitucionalistas.

Patéticas sus confesiones sobre los gigantescos errores cometidos en el terreno militar, su incapacidad para comprender la inmensa gravedad del canallesco y avieso discurso de Rafael Caldera en el hemiciclo el 4 de febrero, la confianza depositada en quienes estuvieron a cargo de controlar el golpe de Estado, entre los cuales el hijo de un hombre al que admiraba desde su juventud, Fernando Ochoa, que enfrentó al golpista que nos ha traído a estos abismos con la blandenguería y pusilanimidad de un jugador de golf, acompañado, para mayor INRI, de un canalla golpista y conspirador como el general Santeliz, la debilidad con que enfrentó los hechos posteriores que requerían de una mano de hierro y no de un abrumado conciliador rodeados de implacables y cínicos enemigos.

Poco antes de que fuera sentenciado, tuve la oportunidad de asistir a una cena íntima en casa de una de sus mejores colaboradoras, con ocasión de la despedida de la embajadora de Bolivia, la ex presidente Lidia Gueiler. Todos los presentes, entre ellos su ministro de defensa y su ministro de justicia, osaron anticiparle el juicio condenatorio. Miró al vacío, como si hubiera perdido súbitamente la visión, y expresó con cierta indignación: “Ustedes se equivocan. Confíen en las instituciones”.

Esa noche lo vi en la plenitud de su autismo. Como bien dice el refranero, Dios ciega a los que quiere perder.

@sangarccs

Maduro descarta relaciones cordiales con EEUU

reina

EmbajadaUSA

Caracas, 1 de octubre, 2013 (AP).- El presidente Nicolás Maduro dijo que está dispuesto a establecer “puntos de contacto nuevamente” si funcionarios estadounidenses dejan de participar en supuestas actividades de conspiración tras expulsar tres funcionarios de la embajada norteamericana en Caracas.

Cerca de la medianoche del martes, en tanto, el gobierno de venezolano confirmó que Washington adoptó medidas recíprocas al expulsar tres diplomáticos venezolanos, entre ellos el encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Washington. En un comunicado repudió esa acción por considerar que a diferencia de sus pares estadounidenses, los venezolanos en ningún momento se reunieron con personas “interesadas en actuar en contra” de la administración del presidente Barack Obama.

“Están corriendo las 48 horas para que estos funcionarios agarren sus macundales (sus pertenencias) y se vayan del país”, dijo el gobernante el martes, un día después de anunciar la expulsión de los estadounidenses. Advirtió que no aceptará el “intervencionismo grosero del poder estadounidense”.

Afirmó que “el día que el gobierno del presidente (Barack) Obama rectifique, nosotros estableceremos puntos de contacto nuevamente para conversar los asuntos comunes”.

Sin embargo, Estados Unidos rechazó de manera categórica el martes las acusaciones contra tres de sus diplomáticos, y advirtió que podría adoptar medidas recíprocas amparándose en la Convención de Viena. El gobierno estadounidense precisó entonces que aún sopesa cómo responderá.

La portavoz del Departamento del Estado Jen Psaki dijo el martes que las acusaciones están relacionadas con un viaje que los funcionarios estadounidenses realizaron al estado Bolívar.

“Ellos estaban allá realizando actividades diplomáticas normales, como lo hemos dicho en el pasado. No debería causar sorpresa”, dijo a periodistas. “Por supuesto que mantenemos contactos habituales con diferentes sectores políticos. Y mantenemos una perspectiva amplia en Venezuela y viajamos con frecuencia, por supuesto. Eso es lo que los diplomáticos hacen. Así que no había nada extraordinario con eso”.

Psaki agregó que la embajada estadounidense en Caracas recibió la noche del lunes una nota diplomática en la que Venezuela declaraba persona no grata a los tres funcionarios, a los que concedió 48 horas para abandonar el país.

Dashiell López, miembro del consejo directivo de Súmate, una ONG local defensora de derechos civiles, negó el martes que integrantes de esa organización se hayan reunido en el estado suroriental de Bolívar con los funcionarios diplomáticos expulsados, tal como sostiene el gobierno. López dijo a la AP, en entrevista telefónica, que la ONG solo prestó sus instalaciones para un encuentro que tuvieron la semana pasada algunos grupos religiosos con esos diplomáticos.

“No fue una reunión con Súmate ni hubo gente de Súmate en esa reunión”, agregó.

Maduro dijo en una cadena nacional de radio y televisión que no habrá relaciones cordiales con Estados Unidos mientras el gobierno de ese país “no entienda que tiene que respetar a Venezuela, que es un país soberano”.

Ratificó la decisión de expulsar a los tres diplomáticos estadounidenses por su supuesta participación en actividades de conspiración con opositores venezolanos.

Maduro anunció en la víspera la expulsión de Kelly Keiderling, quien actualmente se desempeña como encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Caracas, y de Elizabeth Hoffman y David Moo, quienes ocupan la secretaría adjunta para asuntos políticos de la misión diplomática y el viceconsulado, según informó la televisora estatal.

Tarde en la noche del martes, el gobierno venezolano rechazó categóricamente las declaraciones de Keiderling y repudió la posterior expulsión del encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Washington, Calixto Ortega, y otros dos funcionarios venezolanos, en respuesta a la medida en contra de diplomáticos estadounidenses, adoptada por el gobierno de Caracas.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente las declaraciones de la funcionaria Kelly Keiderling, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos de América en Caracas. Estas declaraciones son una confesión de la abierta injerencia en los asuntos internos de Venezuela, razón por la cual la funcionaria fue declarada como persona no grata y exhortada a abandonar el territorio venezolano”, dijo la cancillería venezolana en un comunicado.

“De la misma manera se repudia la expulsión del encargado de Negocios de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Washington, Calixto Ortega Ríos; así como de la Segunda Secretaria de la Embajada, Mónica Sánchez; y la cónsul, Marisol Gutiérrez, del Consulado de Venezuela en Houston”, indicó el escrito divulgado en la página de internet de la cancillería venezolana, sin dar detalles.

El gobierno de Maduro afirmó que “no se puede considerar esta una decisión recíproca, al observar la conducta inequívoca de nuestros funcionarios, que no han osado en ningún momento sostener reuniones con grupos contrarios al gobierno del presidente Barak Obama o con personas interesadas en actuar en contra del gobierno estadounidense”.

Horas antes, en una conferencia de prensa, Keiderling afirmó que “todas las acusaciones de sabotaje, de conspiraciones, de que nosotros vamos a acabar con el mundo, todas son falsas”.

“Esas acusaciones no tienen fondo alguno”, resaltó.

Anunció que junto a los otros dos funcionarios partirá a Estados Unidos en la mañana del miércoles.

“Todos salimos mañana en la mañana, el plazo es hasta mañana”, indicó. “Hasta mañana en la mañanita, yo seré la encargada de negocios aquí de la embajada”, dijo la diplomática estadounidense, nacida en República Dominicana.

Al preguntársele quién queda al frente de la embajada en Caracas, Keiderling comentó, “tenemos un ministro consejero y él será, como es normal; siempre el ministro consejero es el número dos o la número dos de la embajada, y esa persona automáticamente queda encargado o encargada de la embajada”.

El ministro consejero Phil Laidlaw “mientras tanto” será la persona a cargo, acotó.

Los señalamientos del gobierno venezolano afirman que los funcionarios han participado en actividades de “conspiración”. El gobierno difundió el martes un vídeo de unos cinco minutos en el que aparecen varias fotografías de cuando los diplomáticos señalados ingresaron y salieron de actos de la oposición venezolana.