Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/liderazg/public_html/nuevo/wp-content/themes/wp-clear_basic/banner468.php on line 1

RSSAll Entries Tagged With: "socialismo"

La superación de la dictadura económica

Dictadura economica ¿Es o no dictadura? Los venezolanos vamos aprendiendo que una dictadura no es siempre el producto de la toma violenta del poder. Hemos visto cómo un gobierno electo se puede hacer progresivamente dictatorial. Estamos comprendiendo, además, que esta segunda modalidad resulta más perniciosa que la primera pues se presta a dudas diversas. Para muchos es evidente que la represión, la persecución y la prisión por razones políticas, unidas a la ausencia de separación de poderes y a la hegemonía comunicacional, definen al régimen como una dictadura. Otros, sin embargo, continúan hablando de un gobierno con cierto sesgo autoritario, pero legitimado periódicamente mediante elecciones. Mi argumento es que el régimen optó por el camino dictatorial hace varios años, al asumir al socialismo del siglo 21 como su programa político.

El socialismo es intrínsecamente dictatorial. El socialismo del siglo 21 es una nueva forma de comunismo. Lo dijo el propio Fidel hace algunos años. Y cualquiera que lea el “Plan de la Patria” podrá corroborarlo. Este socialismo asume la lucha de clases como premisa para interpretar la dinámica social e impulsar su transformación. Comparte, además, la idea de que la única forma de superar esa lucha es haciendo menguar la propiedad privada. En el “Libro Rojo” del PSUV, por ejemplo, en medio de retórica marxista se dice: “la propiedad privada de los medios de producción determina en cualquier sociedad las relaciones de trabajo, las relaciones humanas y todos los aspectos de la vida, negando los objetivos de una sociedad humanista, solidaria, socialista”. Por ello, el acoso a la supuesta clase propietaria es uno de los aspectos fundamentales del proyecto político revolucionario. También lo es el control integral del proceso económico. Tales pretensiones significan, desde luego, violar las libertades económicas y generar numerosas resistencias entre los afectados por las políticas socialistas. Es por ello que el socialismo tiene que ser una dictadura económica. Esto es algo que fue previsto por el pensamiento marxista, que abogaba por la “dictadura del proletariado” como fórmula para manejar la conflictiva transición hacia el comunismo. De hecho, en el citado Libro Rojo se habla de concentrar el poder “… como forma de superar la concepción liberal burguesa de la separación formal de poderes”.

La debacle del socialismo profundiza la dictadura. El socialismo, entendido como transición hacia el comunismo, destruye los incentivos para la inversión y el emprendimiento. Lo cual se ha traducido invariablemente en pobreza, escasez y racionamiento. El socialismo ha creado también Estados burocráticos, ineficientes y corruptos, cuyo sostenimiento ha resultado finalmente imposible. Varios regímenes socialistas, enfrentados a problemas fiscales insuperables, han acudido incluso al financiamiento mediante la creación de dinero, generando graves episodios inflacionarios. Tal cúmulo de problemas ha provocado el natural descontento social, enfrentado por las dictaduras socialistas mediante variadas estrategias represivas. Y ya no solo contra los supuestos burgueses explotadores del pueblo, sino contra el pueblo mismo.

Un mercado competitivo es democracia económica. Frente al socialismo del siglo 21 no ha cobrado fuerza aún una visión alternativa. Muchos pensamos que, en realidad, solo una economía de mercado es compatible con la libertad de las personas y, por tanto, con el despliegue de su capacidad creadora y su espíritu de emprendimiento. Aclaro, sin embargo, que no toda economía de mercado logra eso. No lo hacen economías de mercado de tipo oligárquico (en las que el poder económico se concentra en pocos grupos sociales) o de tipo monopólico. Sí lo ha hecho la llamada economía social de mercado, caracterizada por la existencia de instituciones que no solo garantizan los derechos económicos y evitan la conducta depredadora, sino que promueven la competencia entre los agentes económicos. En una economía así una empresa solo alcanza el éxito si logra satisfacer las necesidades de los consumidores. La economía social de mercado es, pues, democracia económica. Su fin último es que el crecimiento de la productividad, resultado de una economía competitiva y pujante, nos beneficie a todos como consumidores, elevando nuestra calidad de vida. Y esa es una de las razones, para quien se lo pregunte, del uso del adjetivo “social” junto al término “mercado”.

Roberto Casanova
@roca023

Socialismo beneficia a productores de arroz de EEUU

Arroz 1

Arkansas, 20 de agosto, 2013.- Steve Orlicek, productor de arroz de Arkansas, está viviendo el sueño americano. Es dueño de un negocio próspero y pasa sus vacaciones en las Bahamas.

Por improbable que parezca, Orlicek es uno de los beneficiarios de las políticas económicas socialistas del fallecido presidente Hugo Chávez, según indica un artículo de Sara Schaefer publicado por The Wall Street Journal.

Resulta paradójico, indica el diario, que las políticas de la revolución socialista de Chávez se hayan convertido en “fuente de dinero para los sistemas capitalistas que él deploraba”.

Durante sus 14 años en el poder, añade el artículo, Chávez apostó por la nacionalización de grandes fincas y controles de precios de los alimentos. Sin embargo, estas políticas llevaron a Venezuela de exportador a importador de arroz.

En la primera mitad de este año, las exportaciones de arroz de EEUU a Venezuela sumaron $94 millones, un alza de 62% con respecto a 2012, según el Departamento de Agricultura estadounidense.

Entre los principales beneficiarios de las políticas de Chávez se encuentran Orlicek y otros estadounidenses.

Gracias a las ingentes exportaciones y el aumento de los precios, Orlicek dispone de tecnología de punta en su finca. Sus modernos tractores, que cuestan alrededor de $230.000 cada uno, usan sistemas de GPS de $15.000 que pueden conducir los tractores por sí mismos.

Orlicek reconoce que se ha beneficiado de las políticas socialistas de Venezuela, pero se identifica con los agricultores venezolanos.

“Chávez ‘realmente destruyó’ la agricultura venezolana. Me gustaría ver que la industria se recupere y estoy seguro de que a los agricultores allí también les gustaría”.

Uno de ellos es Eloy Álvarez, quien nació en España y llegó a Venezuela en 1940. Se compró un terreno y pasó 60 años cultivando la tierra. A principios de la década de 2000, la finca estaba produciendo su máximo de 7 toneladas métricas de arroz al año.

Pero en los últimos años, su suerte cambió. Con el control de precios y la inflación, se le hizo difícil adquirir equipos. Dejó de comprar tractores y en su lugar trató de arreglar los viejos. Sin embargo, el control de las importaciones le dificultó comprar los repuestos.

“En la actualidad, produce alrededor de 30% menos que en el pasado (… ) Sin embargo, a pesar de los problemas, muchos agricultores como él no abandonan el campo. Si lo hacen, sus tierras ociosas corren el riesgo de ser confiscadas por el Estado”, dice el artículo.

“Tenemos que salir de esto”, dijo Álvarez refiriéndose al declive agrícola. “Pero el daño ha sido muy grande”.

Fuente: El Universal

Propuestas de gobierno de Chávez y Capriles

Caracas, 18 de junio, 2012.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, y su retador, el opositor Henrique Capriles, se preparan para confrontar dos modelos políticos en las urnas electorales el próximo 7 de octubre, reseña la agencia Reuters.

Chávez, fiero crítico del capitalismo, promete apurar su marcha hacia el socialismo; mientras que Capriles, un confeso admirador de la doctrina del capitalismo social aplicado en Brasil, promete revertir paulatinamente muchas de las políticas aplicadas por su contrincante en los últimos 13 años.

A continuación, un resumen de las propuestas de los candidatos contempladas en sus planes preliminares de gobierno entregados al Consejo Nacional Electoral (CNE) como parte de su inscripción:

Ideología:

- Propuesta de Chávez

* Propone en un tercer mandato la “irreversibilidad” del modelo del “socialismo bolivariano del siglo XXI”, tras años de centralización, masivas nacionalizaciones, controles económicos y burocracia para iniciar y operar emprendimientos.

* Ofrece ampliar la red de venta de alimentos subsidiados; expandir la propiedad social, tanto en manos de comunidades, como del Estado o en una combinación de ambos; y que al menos 68 por ciento de los venezolanos viva en comunas en el 2019.

* Promete crear nuevas “misiones”, planes masivos de asistencia en salud, educación, vivienda y becas en efectivo a sectores vulnerables, financiados con el ingreso petrolero.

* Espera ampliar su hegemonía comunicacional a través de decenas de radios y televisoras estatales que serían utilizadas “como instrumento de formación de la transición al socialismo”.

- Propuesta de Capriles

* Aunque ha intentado no dogmatizar su oferta de Gobierno, Capriles ofrece una vuelta a la descentralización, el desarrollo regional y la convivencia de posiciones contrapuestas, en un país altamente politizado como Venezuela.

* Mantendría los populares programas sociales creados por Chávez, con transferencia de recursos a familias en extrema pobreza, pero a través del presupuesto nacional ordinario.

* Espera crear un millón de empleos en seis años, apoyado en una ley del primer empleo y la captación de inversión foránea.

* Asesores de Capriles han adelantado que detendrían las nacionalizaciones y revisarían el estatus de las empresas tomadas por el Estado para devolverlas a manos privadas en algunos casos, con el fin de asegurar el suministro.

* Capriles ofrece flexibilizar los trámites empresariales para facilitar el emprendimiento privado.

Economía:

- Propuesta de Chávez

* Espera concretar promesas hechas desde su primera candidatura, como el aumento de la producción agrícola, la potenciación del aparato productivo y el control de precios, en medio de una inflación galopante y un alza de las importaciones.

* Promete que en el 2019 el 90 por ciento de los alimentos básicos serán producidos localmente.

* Chávez prevé ampliar el Fondo Chino, un mecanismo de financiamiento pagadero con petróleo que hasta ahora ha aportado 32.000 millones de dólares a proyectos de infraestructura, y buscaría pactos similares con otros aliados.

* El gobierno mantendría su política de “seguimiento contra la usura y la especulación”, basada en el congelamiento de precios y fiscalización de cadenas comerciales.

- Propuesta de Capriles

* El abogado de 39 años ofrece vivienda a casi 3 millones de venezolanos que carecen de ella y mejorar las condiciones precarias en asentamientos marginales, una meta que su contrincante también intenta cumplir con recursos del Gobierno.

* Los estrategas del candidato han dicho que Capriles levantaría de manera gradual los controles de precio y cambio instalados en Venezuela desde el 2003.

* Dice que la creación de confianza y seguridad jurídica entre los inversores atraería capital local y extranjero.

* También propone incentivos fiscales y facilidades para el crédito productivo en áreas industriales y agrícolas.

Petróleo:

- Propuesta de Chávez

* Promete levantar el declinante bombeo de crudo a 4 millones de barriles por día (bpd) en el 2014 y a 6 millones bpd en 2019, desde los 3 millones de bpd actuales, una meta que ha incumplido reiteradamente, así como la construcción de más de una docena de refinerías conjuntas en varios países.

* Espera concluir seis nuevos mejoradores para procesar el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco, tras duplicar la producción de ese campo hasta 2 millones de bpd en 2019.

* También aceleraría los dilatados proyectos de gas, que pese a sus ingentes reservas no han comenzado a explotar los yacimientos costa afuera, así como las reservas de oro y coltán.

* Prevé mantener los acuerdos de venta de crudo financiado a Sudamérica y el Caribe -incluida Cuba- que sobrecargan a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

- Propuesta de Capriles

* Propone aumentar la producción petrolera en al menos 200.000 bpd anuales, haciendo énfasis en la Faja, pero también en el rescate de campos maduros.

* Revisaría las sociedades que se han conformado en los últimos años con firmas extranjeras y los acuerdos de suministro, como parte de una gran auditoría de la gestión pública. Se continuarían pagando los créditos contraídos.

* Se buscaría que otros productores de crudo de la región contribuyan al suministro petrolero al Caribe y Sudamérica.

Militar:

- Propuesta de Chávez

* Ampliaría la participación de milicias conformadas por civiles en la defensa de la nación, un movimiento criticado por la oposición al entregar armas a simpatizantes del Gobierno.

* Venezuela buscaría incrementar su “poderío militar, de inteligencia y contrainteligencia”, uno de los objetivos estratégicos del plan de Chávez.

* Tras invertir ingentes recursos en compras militares en la última década, el Gobierno inauguraría fábricas de municiones y fusiles con financiamiento ruso. Además, seguiría ensamblando aviones no tripulados con asesoría iraní.

- Propuesta de Capriles

* Propone despolitizar las Fuerzas Armadas, en un país donde el alto mando militar se identifica abiertamente como “chavista”.

* Pondría coto a la compra de armas.

Pobreza:

- Propuesta de Chávez

* Busca erradicar la pobreza extrema mediante la inclusión social. Según cifras oficiales, durante la gestión del mandatario la pobreza se ha reducido desde un 60 por ciento hasta un 27 por ciento de la población, mientras que la pobreza extrema bajó al 7 por ciento, desde el 21 por ciento de 1998.

* Chávez espera elevar la escolaridad para llegar al 100 por ciento en las etapas iniciales y 90 por ciento en universidades.

- Propuesta de Capriles

* Prevé crear un sistema de asistencia social sustentable con apoyo en la capacitación de jefes de familia de escasos recursos y asistencia financiera a grupos de pobreza extrema.

* Capriles ha dicho que la educación y la generación de empleo serían los dos ejes principales de su gobierno. Plantea la construcción y rehabilitación de escuelas y el aumento de la cobertura de la red de salud pública.

Inseguridad:

- Propuesta de Chávez

* Los venezolanos identifican la criminalidad como su principal problema. Chávez hará un nuevo esfuerzo por combatir el hampa mediante una misión centrada en mejorar el patrullaje, la prevención y el enjuiciamiento de los delitos.

* También plantea mejorar y construir cárceles, que se han convertido en ejes de coordinación del crimen organizado con altas tasa de hacinamiento, violencia y tráfico de drogas, así como impulsar comunidades penitenciarias de “producción social”.

* Crearía alternativas a las condenas y borraría los antecedentes penales, una vez cumplida la pena, con el fin de incrementar la reinserción social de los penados.

- Propuesta de Capriles

* Propone un esquema de “cero tolerancia frente la violencia, el delito e impunidad”.

* Despolitizaría las policías, aplicaría una “política fuerte de prevención” y buscaría opciones para reducir la impunidad, ya que según organizaciones no gubernamentales, de cada 10 delitos 9 no son penados, mientras el 70 por ciento de los crímenes no son denunciados.

Fuente: Reuters

Drama de un desencantado de la revolución

Si no fuera porque la historia nos llegó de una fuente confiable, hubiéramos creído que era una muestra del magnífico humor negro de Laureano Márquez. Pero no. Es un drama de la vida real. Es una historia de la revolución bonita. Este artículo está basado en la historia del (in) feliz comprador de un apartamento en uno de los conjuntos residenciales de clase media que, en virtud de la tardanza en terminar la edificación por parte de la constructora privada, fueron tomados por el Gobierno con la promesa de concluir las obras y entregar los apartamentos a quienes ya habían pagado la cuota inicial y solicitado el crédito respectivo. La cronista se reserva los nombres de este impresionante drama para evitar represalias oficiales:

“Con mucho esfuerzo vendí mi viejo apartamento, un vehículo y tomé mis ahorros para comprar un nuevo apartamento. Me enamoré de uno ubicado en un conjunto de varios edificios. La vista era lo mejor de Caracas desde un piso 12. Tres habitaciones, dos puestos de estacionamiento, hermosas áreas verdes, piscina y maletero. Pagué la cuota inicial con la promesa que al segundo año tendría las llaves. Pasaron dos años y la vivienda aumentó de precio. Algo de un IPC, que si la inflación, que si costo de los materiales. Pasó otro año y el edificio estaba terminado. ¿Por qué no nos entregaban las viviendas? Yo no estaba dispuesto a esperar más. Estaba pagando mucho en alquiler y mis tres hijos y mi esposa querían habitarlo ya”.

“De pronto llegó la solución. El Gobierno tomó los edificios. Los expropió según la nueva ley. Bien hecho, bien merecido lo tienen los constructores irresponsables. La viveza criolla de los oligarcas. El Presidente informó que ahora sí iba a ayudar a la clase media a la que pertenezco. Aunque los papeles que nos dieron no parecían un título de propiedad me dije: luego lo protocolizaré como es debido. Por fin entramos al edificio custodiado por militares. Qué bueno, tendríamos seguridad y sobre todo nadie iba a invadir los apartamentos que aún quedaban sin vender. El edificio no tenía aún la puerta principal, pero lo que sí me molestó es que los ascensores no estaban instalados. Muy tarde me enteré que no habría ascensores porque el Ejecutivo no había entregado los dólares para su importación, a pesar de que habían sido solicitados mucho antes. Subir 12 pisos fue terrible pero bien valía el sacrificio. Sudorosos entramos a nuestro hogar. Horror. No había sanitarios, grifería, cocina, puertas internas, pisos, ni instalaciones eléctricas. Para consolarme bajé a la piscina: no tenía agua, ni había bombas porque se consideraba un artículo de lujo. Las áreas verdes eran un monte seco por falta de riego. El corazón se me estaba poniendo chiquitico”.

“Me dirigí a las oficinas para reclamar aquella situación. Lo que recibí fueron amenazas de expropiación y me mandaron a leer las letras pequeñas del contrato de adjudicación. Ahí supe que el apartamento no era mío. Que no podía venderlo, ni alquilarlo sin autorización oficial. Y al morir no podían heredarlo mis hijos sino que pasaba directamente al Estado para ser adjudicado de nuevo. Aquello me heló las venas. No dije nada a mi esposa. Resignado, después de arreglar el apartamento, me mudé con mi familia. Los apartamentos vacíos fueron ocupados por afectos al Gobierno. Tuve que ceder uno de los dos estacionamientos porque no pude demostrar que tenía dos carros. Usaron el mío y lo cercaron. Allí metieron una familia sin casa. Mi auto ya no soporta más rayones. No hay nadie a quien reclamar”.

“Tuvimos agua los dos primeros meses pero al dañarse las bombas fueron desmanteladas y ahora dependemos de los ocupantes de la planta baja, no sin antes pagarles un peaje por acceder al vital líquido que, por supuesto, tenemos que subir 12 pisos. Los militares hace tiempo que se fueron. Sus puestos fueron ocupados por malandros cobradores de peaje. La garita con baño a la entrada del conjunto fue convertida en un rancho de bloque para una familia afecta al proceso, quienes diariamente piden colaboración con una bandera roja en la mano. De lo contrario le vacían los cauchos de los vehículos. No existe junta de condominio. No podemos ausentarnos porque una vez que lo hicimos se metieron en el apartamento y se llevaron todo. El salón de fiestas es usado por el Consejo Comunal para dar charlas de socialismo a las cuales hay que asistir obligatoriamente, si no corres el riesgo de que te desalojen, según consta en el contrato”.

“Hoy recuerdo aquel día nefasto de noviembre de 2010 cuando ilusionados declarábamos a los medios que por fin el Gobierno iba a aplicar mano dura a los constructores Yo siempre me preguntaba qué era el socialismo del siglo XXI. Ahora por fin lo comprendí, pero es demasiado tarde”.

mcolimina@gmail.com