Por un País de Propietarios

País de propietarios es una iniciativa de un grupo de ciudadanos preocupados por Venezuela para buscar los correctivos que eliminen esta situación que cada día acrecienta nuestras desigualdades y nos imposibilita a progresar como país. Es una invitación a todos los venezolanos para movilizarnos en la defensa, promoción y profundización del derecho a la propiedad privada individual, como piedra angular de la libertad y el progreso económico y social. Lo impulsan Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) y Liderazgo y Visión, dos organizaciones no gubernamentales cuyos objetivos coinciden plenamente con los de la iniciativa que estamos adelantando.

País de Propietarios es un movimiento social en defensa de las oportunidades de todos los venezolanos de ejercer su derecho a ser propietarios, como lo establece el artículo 115 de la Constitución Nacional:

Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. La propiedad estará sometida a las condiciones, restricciones y obligaciones que establezca la ley con fines de utilidad pública o de interés general. Sólo por causa de utilidad pública o interés social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, podrá ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes.

La mayoría de los venezolanos hemos construido y creado con nuestro salario, con el trabajo directo y los ahorros familiares: viviendas, barrios populares, comercios, talleres de trabajo y fincas agrícolas.

Una casa sin titulo es como un hijo nuestro sin partida de nacimiento. Todo ciudadano venezolano, trabajador o empresario, debe tener la oportunidad y la facilidad de obtener con su trabajo los derechos de propiedad de lo que ha creado o construido, su casa, su negocio. Estos bienes propios son la base para tener tranquilidad, seguridad, para educar a los hijos.

Uno de los dramas más graves que vive la mayoría de los venezolanos es la falta de un titulo de propiedad sobre la parcela en la cual viven o desarrollan sus negocios. Esta carencia de documentos legales les imposibilita, entre muchas otras cosas,  obtener un crédito en una institución financiera, que los impulse a crecer económicamente. La falta de propiedad nos empobrece; le quita valor a nuestras viviendas y bienes, y aumenta nuestra inseguridad.

Es esta  situación la que nos mueve a un grupo de venezolanos a convocar voluntades para plantearle al pais un mejor camino, el de la defensa, estimulo y protección de la propiedad privada. En pocas palabras, convertirnos en un pais de propietarios.